5 mitos sobre el trail running

Existen abundantes mitos y leyendas acerca sobre las carreras por montaña.  Seguro que te suenan alguno de los 5 que te presentamos. Entiende porque son erróneos y así poder rebatirle a tu amigo porque están equivocados.

  1. Te harás lento

Los ritmos de carrera son más lentos que si los comparamos con una carrera llana. Es normal.  Esto no quiere decir que por correr en montaña te hagas lento. Todo depende del entrenamiento que utilices. Si todos tus entrenamientos son rodajes suaves evidentemente tu adaptación será la de correr lento y cuando quieras correr rápido te costara. Algo que también sucede en las carreras llanas.

Intenta que tu entrenamiento semanal sea lo mas variado posible. No solo hagas rodajes por el monte sino que utiliza todas las metodologías de entrenamiento como los cambios de ritmo, series o Hiit te pueden ayudar a correr más rápido por la montaña.

  1. Debes de correr todo el rato

Cuando vemos un vídeo con el resumen de una carrera por montaña, los corredores siempre están corriendo. Por ello nos pensamos que podemos correr durante todo el recorrido. Hemos de entender que si corremos en una fuerte pendiente estaremos malgastando energía que nos vendrá muy bien para finalizar la prueba.

Un truco. Si durante los primeros kilómetros dudas si podrás correr o caminar en las primeras cuestas piensa como lo harías en los últimos tramos del recorrido. No sirve de nada correr en los primeros momentos para después arrastrarte en los últimos. Caminar entra dentro de lo normal. ¡No te sientas mal!

  1. Correr tanta distancia no puede ser bueno para tus articulaciones

Hay algo de cierto en este mito. Si corres un ultra por mes, haces muchos kilómetros por semana o no haces un trabajo de fuerza preventivo es probable que le estés dando la razón a la persona que piensa esto.

La preparación y la propia competición conllevan un alto desgaste muscular y articular por ello es clave darle el tiempo de recuperación adecuado para volver a retomar los entrenamientos. Es muy importante que tengas una planificación de la temporada para tener estos factores en cuenta. Otras variables como un buen calzado o una buena alimentación te ayudaran a darle mejor vida a tus articulaciones.

  1. Las carreras ultras son para súper héroes

En realidad lo son. Muchos pensareis que es imposible conseguir la hazaña de poder completar una prueba de 60 kilómetros corriendo por la montaña. No es fácil. Se trata de meses de sacrificio, constancia y trabajo que al final se puede conseguir. Si estas pensando en dar el paso a la ultra distancia.

Mi consejo es que no tengas prisa. Ves paso a paso y hasta que no domines una distancia no des el paso a la siguiente.  Este proceso es muy individual por lo que no te compares con tu amigo que lo consigue fácilmente.

  1. Después de hacer un ultra todos te admiraran

Puede que uno llegue a pensar esto. Meses de duro trabajo hacen que uno se sienta especial al finalizar una prueba tan difícil como un ultra. Y así es. Te puedes sentir especial, fuerte y la persona más feliz del mundo. Claro que sí! Te lo has currado.

Todo cambia cuando el lunes vas al trabajo y lo comentas a tus compañeros. ¿Has corrido 60 kilómetros por montaña y has tardado 12 horas? ¡Estás loco! ¿Qué sentido tiene hacer eso? ¡Eso no puede ser bueno para tu cuerpo!. Estas son algunas de las frases que te pueden decir tus compañeros. No te debes de sentir mal ya que ellos no conocen todo el sacrificio que has hecho durante toda la preparación. En resumen, no hagas un ultra para ser respetado socialmente, porque no lo conseguirás.