¿Corres de talón? No te preocupes

Uno de los libros más influyentes en el mundo del corredor es Nacidos para correr de Christopher McDougall. Sin duda ha sido una auténtica revolución que ha cambiado la vida a muchos corredores. En el, hablaba sobre la comunidad de los tarahumaras. Grandes corredores de resistencia capaces de correr largas distancias sin apenas lesiones corriendo prácticamente descalzos con los famosos huaraches. Gracias es este libro, muchos corredores han cambiado su forma habitual de correr a la denominada carrera natural o minimalista.

Los tarahumara, los mejores corredores del mundo

El libro argumenta con mucha firmeza y fuerza que <<la pisada de talón es mala>>. Puede que estés preocupado sobre tu «mala» técnica de carrera provocando que corras con el talón como apoyo principal. Lo primero. No te alarmes. Se estima que el 90% de los corredores lo hacen así.

Vamos a analizar porque correr de talón no debe estar entre tus preocupaciones para ser un mejor corredor.

Al correr descalzo. Corres de talón.

Esta es una de las pruebas que afirman los corredores «naturales». Si corres descalzo, probablemente lo harás corriendo apoyando la parte delantera del pie. Según ellos las zapatillas deportivas nos privan de la libertad de correr como lo hemos hecho siempre, pero parece no ser así.

Un estudio muestra a keniatas que habitualmente corren descalzos, que lo hacen en su mayor parte del tiempo apoyando de talón. Eso sí, a mayor velocidad la técnica se iba modificando y el apoyo de medio pie iba ganando importancia.

Correr descalzo no tiene porque ser una mala herramienta. Solo debes saber cómo utilizarla. Al correr descalzo se hace un excelente trabajo de fortalecimiento muscular. Mejorarás la musculatura principal del pie además de ser un excelente medio para mejorar la propiocepción (atención montañeros). Puedes hacer un pequeño calentamiento de unos minutos corriendo descalzo por terreno blando como césped o arena de playa. Repito, útil trabajo de fuerza no para que hagas 1 hora corriendo descalzo por la playa.

Si quieres correr como los mejores, tienes que tener una técnica como ellos ¿Seguro?

Al ver las carreras de atletas maratonianos, ves en la televisión una exquisita técnica y depurada técnica de carrera. Es hipnótico y te fijas como apoyan. Es probable que veas un poco de todo. Corredores con el tronco muy erguido apoyando con el medio pie pero si que ves algunos que apoyan con el talón. ¿Sera la excepcion?

La propia IAAF (federación atletismo internacional) aportó un estudio en donde observaba la técnica de carrera de atletas profesionales de maratón. Las conclusiones fueron que un 30 % de los atletas apoyaban con el metatarso o medio pie, un 3% antepié pero un 67% lo hacían con el talón como apoyo predominante.

¿Pisar de talón implica riesgo de lesión?

Si corres de talón tarde o pronto te vas a lesionar. Uno de los grandes mitos. Seguro que lo has oído miles de veces.

No hay evidencia suficiente para afirmar que el apoyo con talón aumente el riesgo de lesión. Si no sueles tener lesiones en articulaciones como rodillas y cadera no pasa absolutamente nada si sigues corriendo con el talón como protagonista.

Una lesión no vendrá por correr de talón o de «punta». Las lesiones son multifactoriales, pueden venir desde un mal calentamiento, un inexistente trabajo de fuerza, un mal calzado deportivo e incluso hasta factores psicológicos o nutricionales. Así que no le tires toda la culpa a tu apoyo de talón.

Corriendo de talón. También se corre rápido.

En este caso el ritmo de carrera es muy importante. Es prácticamente imposible esprintar apoyando el talón. Este apoyo será perfecto para otorgar mayor fuerza y potencia que te permitirá correr más rápido en distancias cortas.

¿Que ocurre con la larga distancia? No se puede correr un ultra trail con la técnica de carrera de Usain Bolt. Por ello utilizar este tipo de apoyo no te va a hacer correr menos, de hecho existen estudios, que hablan sobre la relación entre los ritmos aeróbicos pisando de medio pie pueden aportar una mayor economía de carrera. Algo tan valioso para la larga distancia.

Hablemos de técnica de carrera

Mi experiencia me habla sobre que la mayoría de corredores populares no pasan ni el 1% de su tiempo a hacer ejercicios de técnica de carrera. Es decir casi nadie hace técnica de carrera. Los expertos en atletismo han afirmado que que gracias a tener una buena técnica, podrás desplazarte con un menor gasto energético y disminuir la posibilidad de lesionarte.

El problema viene en que la manera en la que corremos cada uno de nosotros ha venido de manera innata. Es posible que si alguna vez hayáis visto correr a vuestros padres, lo hagais muy parecido a ellos y es que de ellos también heredamos sus habilidades corporales. Personalmente, lo puedo comprobar con mi padre que aún es corredor con 64 años.

Es muy difícil cambiar la técnica sobre todo en corredores experimentados. Si provocas cambios a propósito en tu técnica afectarán negativamente a tu economía de carrera. Tu cuerpo elige de manera innata cual sera la mejor manera de correr de la manera más eficaz.

De hecho, me comentaba mi compañero Eugeni Llorca (Podólogo deportivo) que el cambiar la técnica a propósito puede multiplicar por 5 las posibilidades de lesionarse.

Entonces ¿Es bueno hacer ejercicios de técnica de carrera?

Por supuesto que sí pero no con el objetivo que piensas. Estos ejercicios no deben servir para provocar cambios directos en tus zancadas. En ellos se gana una mayor eficacia en el gesto deportivo. Es un trabajo de fuerza «camuflado». Si eres constante en el tiempo con un adecuado trabajo de fuerza, técnica y ejercicios de movilidad pueden haber algunos cambios a mejor en tu manera habitual en la que corrías.

Estos ejercicios serán perfectos para que los utilices como parte del calentamiento antes de una carrera o de un exigente entrenamiento. Yo, suelo utilizar estos como parte de mi calentamiento.

Mi opinión personal

Espero haberte dado varios motivos para que no te preocupes si eres de los que apoya con la parte trasera del pie. Mi opinión es clara. Es algo que no te tiene que quitar el sueño. Si corres de talón y estás cómodo, adelante, sigue asi. No pasa nada. Si corres con la parte delantera del pie, genial.

NUNCA te averguenzes de tu técnica de carrera. Es la tuya y tu cuerpo te la ha otorgado porque es la mejor para ti.

El problema viene cuando nos ofuscamos en meter nuevas ideas o movimientos y materiales novedosos con el fin de modificar algo que para nuestro cuerpo es natural o normal. Si sufres lesiones continuas o ves que algo no va bien. Lo primero acude a un profesional para ver qué es lo que sucede. Un fisio o un podólogo deportivo serán las mejores inversiones que podrás hacer.

¿Quieres más?

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER